... ... BIENVENIDOS AL BLOG DE LA AGRUPACIÓN FOTOGRÁFICA VILLENA fundada en 1973 ...

EXPOSICIÓN NIÑ@S DE GUINEA ECUATORIAL - CASA DE LA CULTURA HASTA EL 3 DE JULIO

Un recorrido por la infancia de Guinea Ecuatorial
Fotografías de Manuel López Francés
Casa de la Cultura Villena
Del 15 de junio al 3 de julio 2012
Con esta exposición, se pretende dar testimonio de la vida de los niños en Guinea Ecuatorial, así como de la importante labor ejercida durante años por ALGUIBAMA, ONG centrada principalmente en este campo de acción.
Esta exposición llega a Villena tras haber sido instalada anteriormente en la Sala de Exposiciones del Club Información de Alicante, sala de exposiciones de Caja Burgos, Briviesca y Aranda de Duero, teniendo programada tras esta cita otras exposiciones en ciudades españolas.
Todas las fotografías de esta exposición están a la venta a beneficio de ALGUIBAMA
Manuel López Francés, es natural de Villena, Monitor ocupacional de profesión y fotógrafo autodidacta.
Participa de un modo activo en las labores organizativas de los grupos fotográficos "Trípode" y la "Agrupación Fotográfica Villena".
Ocupa la dirección de los cursos de la Casa de Cultura de Villena entre los años 2002-2008 y asume encargos eventuales de talleres sobre técnicas fotográficas aplicadas y fotografía digital.
Entre el 2004-2008 dirige la Primavera Fotográfica de la A.F.V.
Entre el 2005-2011 produce el calendario solidario de APADIS.
Desde el año 2008 dirige la empresa YOLOMANDO.com (Web que oferta servicios de reproducción y gestión de fotografías de autor en exposiciones y concursos.)
Guinea Ecuatorial - Febrero 2011
Impresión con tintas pigmentadas
Laimportanciadelcompromiso
javierarcenillas

Desde hace ya varios años y con motivo de la democratización de la fotografía a nivel de usuarios, las fronteras y los viajes se nos han tornado mucho mas pequeños. Salir fuera del territorio nacional con nuestra cámara se ha convertido en una excusa de peregrinación fotográfica que no deja indiferente a ninguno de los fotógrafos y entusiastas de las escapadas.
Dentro de todo ese grupo también se encuentran aquellos a los que llamaremos "los otros". Estos lejos de salir a la exploración fotográfica de ritos, costumbres, mercadeos y paisajismos marchan a países en subdesarrollo con una planificada hoja de ruta. marchan con un cometido sustancial que muchas veces nada tiene que ver con lo puramente fotográfico. -Los otros" que es así como se llaman preparan antes sus corazones que sus cámaras, su voluntad por encima de su ansiedad y su entrega a la vanguardia de su iniciativa. No son pocos los aficionados, amateurs o profesionales que sumergidos (que no empapados) de empatia y buen hacer, caminan raudos a la llamada fotográfica de ofrecer grandes imágenes en post de una colaboración mutua con Ongs sobre el terreno.
Estos, "los otros" son personas especiales, aunque por no darles una marca de agua tendríamos que decir diferentes. Apóstoles de la luz que intentan dar un sentido humanitario a sus vidas ayudando a aquellos que nada o poco tienen. organizando una escuela, una exposición de recaudación de fondos para un pozo o simplemente dejando un testimonio gráfico de acciones sobre el terreno para que tiempo más tarde una nueva generación de "otros- pueda recoger su testigo.
Compromiso, una sentida palabra que pocos hacen suya pero que en estas líneas es indispensable para poder describir acciones de este tipo. Y es que sin el compromiso no se llenan bocas ni se realizan los bien denominados actos de fé. El sentido de voluntariado de los fotógrafos es indispensable para comprender, somos los testigos mudos de un mundo que no está hecho a la medida del hombre porque el egoismo y la sinrazón son los monarcas que gobiernan nuestros pueblos y fronteras.
Nosotros, "los otros", los que somos fotógrafos y dejamos en casa todo aquello que nos es muy prescindible para hacer un viaje con el corazón reivindicamos la fotografía como elemento de amistad, unión, compromiso, entrega, respeto, dedicación, amor, pasión, juego... y es que para poder seguir caminando y haciendo fotos tenemos, hemos de tener, un sentido del deber que esté por encima de nuestra vanidad.
Somos lo que somos y por nuestros actos nos conoceréis. Bien, pues somos fotógrafos y nos dedicamos a contar historias, están todos invitados a ésta pero por favor, no se dejen el corazón en casa.

MANUEL LÓPEZ FRANCÉS
REPORTERO GRÁFICO

El reportero gráfico es un testigo ocular que actúa a modo de notario, dando fe con sus imágenes de lo que ocurre a su alrededor. Un escritor utiliza un texto de palabras para describir escenas y contar sucesos e historias; el reportero gráfico hace lo mismo pero con fotografías.
El reportaje fotográfico nos muestra en profundidad asuntos y escenarios por lo general desconocidos o conocidos superficialmente; nos lleva a lugares donde normalmente no iríamos y nos enseña y explica la complejidad de nuestro mundo y del comportamiento humano.
Hay dos formas bien diferenciadas de realizar el reportaje fotográfico. En una de ellas el fotógrafo adopta una postura pasiva y se limita a realizar un mero trabajo documental, descriptivo y con un máximo de objetividad. En la otra el fotógrafo se compromete y se implica en el asunto y aunque se basa también en un trabajo documental, en este caso predomina el carácter narrativo y tiene la intención de influir en los observadores y persuadirles de modo que no les quede más remedio que tomar partido.
Manuel López Francés se decide por esta segunda forma de reportaje y nos da muestras de versatilidad al realizar un trabajo de estilo muy diferente al que predomina en toda su trayectoria fotográfica anterior.
El elevado grado de calidad con el que ha conseguido hacer este proyecto ha sido fruto de la coincidencia de tres factores básicos: presencia, instinto y anticipación. El fotógrafo ha estado en el lugar adecuado y en el momento preciso. Ha tenido el instinto suficiente para saber dónde y cuándo debía tomar las fotografías. Y estuvo bien preparado para captar los acontecimientos con decisión y utilizando el equipo adecuado.
Estamos ante un reportaje serio, que ha sido meticulosamente programado y desarrollado. El fotógrafo ha acertado en la selección de los momentos, en los encuadres y en el aprovechamiento de la luz. El resultado está ahí, ante nosotros; con un importante valor documental. En los tiempos que corren, de crisis económicas y de valores, resulta reconfortante encontrarse con tipos como Manuel, que se vuelcan y luchan por lo que consideran conveniente y justo, asumiendo riesgos y defendiendo sus ideas contra viento y marea.
Pedro Olaya Ruano (AFIAP, ESFIAP)
Viernes 15 junio 2012 Casa de la Cultura Villena

No hay comentarios: